El Alcalde y el candidato

Dice el candidato de Izquierda Unida a la alcaldía de Santander, Miguel Saro, que el actual alcalde santanderino del Partido Popular, Íñigo de la Serna, a pesar de su eslógan “Santander, una ciudad abierta y participativa”, no fomenta la participación ciudadana, o mejor dicho, la desdeña por completo (ver El Diario Montañés, 7 de MarzoSantander. La Magdalena y la Isla de La Torre. de 2011).

Saro sustenta sus críticas al alcalde en la nula consideración que se da desde el ayuntamiento a las opiniones de las asociaciones de ciudadanos cuando son contrarias a los proyectos municipales. Como ejemplo pone el Parque de Las Llamas, criticado por la comunidad universitaria que pedía el mantenimiento de las marismas existentes y que fueron “rellenadas con cemento” por el ayuntamiento; el Parque de Mendicouague, que los vecinos querían mantener como parque (el parque fue creado por los propios vecinos) y el ayuntamiento convertir en aparcamiento; o el aparcamiento de la calle Vargas, criticado por los vecinos y que ha costado a las arcas municipales más de 600.000 euros en indemnizaciones. El político de la coalición de izquierdas reta al alcalde a que someta a referendum vecinal los planes para construir más viviendas en la calle Alta, ya que según él lo que el barrio necesita es “más infraestructuras y servicios”.

Por todo ello, Miguel Saro propone que un eslógan más acorde con la actitud del alcalde sería el de “Santander, una ciudad cerrada y antidemocrática”.

A pesar de que las críticas al alcalde pueden estar bien fundadas, el eslógan propuesto más parece ir en contra de la ciudad y de sus habitantes que del propio alcalde, lo cual no creo que se la intención del candidato de IU (entre otras cosas porque sería algo así como tirarse piedras contra su propio tejado; llamar cerradas y antidemocráticas a las mismas personas a las que les vas a pedir el voto en las próximas elecciones no es muy afortunado).

Sin embargo, sin llegar a tanto (al fin y al cabo la lista del partido conservador resulta invariablemente ganadora en Santander desde tiempos inmemoriales en elecciones municipales limpias y democráticas; por lo tanto no se puede tildar de antidemocrática a la ciudadanía), quizá más que criticar al alcalde lo que deberían otros partidos políticos es analizar por qué elección tras elección resulta elegido un alcalde conservador en la ciudad; por qué el mensaje de los otros partidos no cala en la mayor parte de la ciudadanía; y qué responsabilidad tienen dichos partidos en el actual estado de las cosas.

Porque parece que los políticos (de todos los partidos) aún no se han dado cuenta de que decir “yo soy bueno y mi oponente es malo” es una simplificación que no gana elecciones, sino que la gente vota a un partido o a otro por otras razones.

¡Hasta la regolvía!

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Políticos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s