El mal endémico

Los políticos de Cantabria no se enteran. O quizá sea yo el que no me entero, y lo cierto es que a ellos les da exactamente igual lo que pensemos de ellos, porque, vamos a ver, pocas profesiones (profesiones porque me estoy refiriendo a la casta de los políticos profesionales, se entiende) deben de estar tan desprestigiadas como la de político. Quizá la de banquero se les haya acercado estos últimos años.

¡Qué bonitos aquellos tiempos en los que las decisiones se tomaban a la sombra de un árbol, en "conceju abiertu"!

¿Y a que viene esto? Pues como no, a unas declaraciones de un político cántabro (ver El Diario Montañés, 18 de Abril de 2011), en las que o yo soy muy quisquilloso (que también) o parece que ya les da igual, que pueden decir lo que quieran, que todo cuela. Y aquí no pasa nada. Las declaraciones en cuestión las realizó esta mañana el regionalista Miguel Ángel Revilla, Presidente de Cantabria. Sin embargo, y por desgracia, creo que no nos sorprendería escuchar las mismas palabras en boca de cualquier otro político de cualquier otro partido.

A mi entender, los políticos, y más los que están en el Gobierno, deberían estar ahí para servir al pueblo. Eso es lo fundamental. En este caso, hacer lo que crean que es mejor para el pueblo de Cantabria. Si encima eso resulta ser lo mejor para el partido en el que militan, pues miel sobre hojuelas.

Pues parece que no es así. Y ya ni se molestan en disimularlo. A los políticos, lo que les mueve normalmente a la hora de tomar decisiones es el bien del partido (si hay suerte y no ponen en primer lugar el bien propio o el de su familia o allegados). Sólo después de anteponer el bien del partido está el bien del pueblo que los sufre. Y aquí llega Miguel Ángel Revilla para confirmarlo (repito, el nombre es lo de menos, podría haber sido Lola Gorostiaga o Ignacio Diego, o cualquier otro). Esta mañana, a la hora de registrar las listas electorales del PRC ante la Junta Electoral, defiende a los candidatos regionalistas diciendo que son personas de “fidelidad inequívoca” al partido, y que él (Revilla) tiene la “ilusión” de hacer del PRC la primera fuerza política en Cantabria; algo que le “llenaría de satisfacción”. Para rematar declara el líder regionalista que “la democracia se sustenta en que cada uno de los que estamos en los cargos públicos o instituciones tenemos que cumplir lo que manda el partido. Y eso está garantizado en este partido, es la primera de las condiciones”.

Como siempre, las declaraciones, sacadas de un periódico, hay que cogerlas con pinzas, porque no sabemos a ciencia cierta lo que el periodista ha eliminado. Pero estas palabras, de un líder político, ya dicen bastante.

1- Lo primero es el Partido.

2- La democracia se sustenta en que los cargos públicos hagan lo que dice el Partido.

Ya ni se molestan en decirnos que lo primero es el pueblo, Cantabria, el bien general, etc. Aunque sepamos que es mentira. Y es que saben bien de sobra que han montado un sistema en el que la alternativa no existe y la gente va a seguir sufriéndolos en silencio. Como las hemorroides.

¡Hasta la regolvía!

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Políticos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s