De dunas y otras cosas

Dice hoy la prensa que se están recogiendo firmas en contra del cierre del circuito de motocross de Cuchía, Miengo (El Diario Montañés, 5 de Mayo de 2011). La noticia, al menos tal como está redactada, no tiene desperdicio; y algunos de los comentarios de los lectores que aparecen al final de ella, pues tampoco.

Prueba de motocross en Mölln, Alemania (Fotografía de Wikimedia commons - autor: Jürgen)

Una de las primeras cosas que llaman la atención es la causa del cierre: la asociación ecologista ARCA denuncia la instalación, y a principios de Abril la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ordena su cierre temporal. Sin duda debe de ser la primera vez que Puertochico hace caso a una denuncia de ARCA con tanta rapidez. Será que el gobierno no tiene nada que ver con el circuito.

Lo siguiente que se dice es que la denuncia viene porque la instalación se habría construído sin tener la obligatoria Declaración de Impacto Ambiental, infracción grave en la que podría haber incurrido el Ayuntamiento de Miengo (según ARCA). Por más que he buscado en la noticia, no aparece en ella si esto es así o no, ni lo dice el alcalde, ni nadie.

Después viene la queja del pro-motor de la recogida de firmas, diciendo que invirtió más de 2000 horas de tiempo libre a lo largo de año y medio para construirlo, para que ahora vengan los ecologistas, que nunca hicieron nada por la zona, a denunciarlo (al circuito, no a él). Algo perfectamente lógico y entendible… hasta que en los dos párrafos siguientes se aclara que este pro-motor es el concejal de Obras del Ayuntamiento de Miengo. Y que constuyó el circuito en 1995 para él y su hijo, y luego para sus amigos. Después ya lo pudo usar más gente.

Después de señalar la importancia del circuito a nivel regional, nacional e incluso europeo, y de la riqueza que genera para la hostelería, en el último párrafo el alcalde de Miengo señala que después de las elecciones municipales se redactará un Plan Especial para mantener la zona (y el circuito).

Otros datos aparecen en comentarios de los lectores, por los que parece que la historia fue algo así:

Donde hoy está el circuito había dunas. De ahí se extrajo arena y caliza hasta hace pocos años, quedando en el lugar material inerte de las excavaciones. Después este hombre, concejal de Obras del ayuntamiento, acondiciona un terreno que no es suyo, posiblemente sin Declaración de Impacto Ambiental, para su uso particular y de sus amigos primero y después para uso común, como circuito de motocross. Más tarde se hace una urbanización en las cercanías, a parte de cuyos vecinos molestan los ruidos y el polvo del circuito. Y ahora ARCA denuncia la instalación; al parecer hay ya un plan para recuperar las dunas originales.

Yo me pregunto: ¿quién y cuando dio el permiso a la empresa (aparentemente Solvay) para sacar arenas y caliza de una zona dunar? ¿quién permitió que una vez acabada la explotación quedaran el terreno y los deshechos sin controlar? ¿a quién pertenece el terreno? ¿quién permitió que un concejal de Obras de un Ayuntamiento hiciera un circuito de motocross primeramente para su uso particular en un terreno que probablemente no es suyo? ¿con qué permisos? ¿quién permitió que se levantara la urbanización después, aparentemente sobre más terreno dunar?

Pero no, la culpa es de ARCA. Lo que no pase en este país y en esta costa, no pasa en ningún sitio.

¡Hasta la regolvía!

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Ecología, Políticos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s