Del patrimonio laredano

A pesar de la tentación de comentar las declaraciones de los políticos a raíz de la toma de posesión del nuevo Presidente de Cantabria, que como casi todas las que salen de dicho colectivo profesional tienen su miga, he decidido que mejor nos vamos con un tema más alegre y productivo para nuestra tierra.

Resulta que la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria ha decidido incoar expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural del Fuerte del Rastrillar, en La Atalaya de Laredo (El Diario Montañés, 22 de Junio de 2011). O sea, que comienza el proceso para que El Rastrillar sea declarado BIC.

El Fuerte del Rastrillar es un recinto militar, cuyas primeras construcciones datan del siglo XVI y que estuvo en servicio hasta principios del siglo XX. Se trata de una de las fortificaciones que protegían la Bahía de Santoña, junto con la posición del Puntal de La Salvé (también en Laredo) y el conjunto de fortificaciones de Santoña, las más conocidas. Al igual que estas, El Rastrillarvivió quizás sus días más agitados durante la guerra contra el francés, a principios del siglo XIX, y concretamente durante el asedio de 1814.

Parte de El Rastrillar ha venido siendo rehabilitado desde los años 90 (Wikimedia Commons - autor: Axel Presno)

Lo que queda hoy en día de las construcciones son los restos de las baterías de artillería, el polvorín, edificaciones para acuartelamiento (que se han venido rehabilitando, con mayor o menor acierto, desde los años 90), puesto de guardia, almacenes para artillería y fortificaciones de tierra, todo en un recinto parcialmente atrincherado.

En 2009, a petición del PSC de Laredo, el ayuntamiento pejino apoyó la proposición de declarar como BIC estos restos. Ya en 2011 la Asociación de Amigos del Patrimonio de Laredo solicitó a la Consejería de Cultura la declaración de BIC para El Rastrillar, y el lunes pasado (20 de Junio de 2011) dicha consejería publicó en el Boletín Oficial de Cantabria la apertura del proceso para la declaración del BIC.

Esto significa que ya a partir de este momento, cualquier actuación en la zona debe de tener el aprobado de la consejería, con lo que El Rastrillar ya tiene una protección provisional de hecho, que pasará a ser definitiva cuando el BIC quede aprobado. Cuando esto suceda, el Fuerte de El Rastrillar se unirá a la Puebla Vieja de Laredo y a la iglesia de Santa María de la Asunción, que ya son BIC.

Una buena noticia para Laredo, la zona oriental y Cantabria en general. ¡A ver si cunde el ejemplo en más municipios!

¡Hasta la regolvía!

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Patrimonio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s