Del Consejo

Hoy vamos con algo de historia. Se acercan dos aniversarios de hechos históricos que resultaron importantes en el desarrollo de lo que fue, es y será Cantabria. Dicen que quien no conoce su historia está condenado a repetirla, lo que en algunos casos no dejaría de ser una tragedia…

Monedas acuñadas por el Consejo de Santander, Palencia y Burgos; no deja de ser curiosa la leyenda "Por la independencia" en la moneda de 50 céntimos (foto obtenida de la web de Numismática Peiró)

De uno de estos acontecimientos, de penoso recuerdo, se cumplen 75 años el próximo domingo, 17 de Julio. Se trata del aniversario del intento de Golpe de Estado de parte del ejército español que desembocó en la cruenta Guerra Civil (1936-1937 en nuestra región, a la que sumar la larga y no menos cruel posguerra y dictadura).

El otro acontecimiento ocurrió un 28 de Julio de 1778, cuando en la Casa de Juntas de Bárcena la Puente (Puente San Miguel) se constituyó la provincia de Cantabria con diferentes territorios de Trasmiera, Liébana y las viejas Asturias de Santillana. Éste fue el embrión de nuestra actual autonomía cántabra, al que a lo largo de la historia se le quitarían y añadirían diferentes territorios colindantes que dieron lugar a nuestros límites actuales.

Como homenaje a la importancia en nuestra historia de este mes de Julio, aquí van unas pocas líneas sobre otra institución de autogobierno que tuvo Cantabria, en esta ocasión en los turbulentos meses de 1937 precedentes a la ocupación de la región por las tropas franquistas que culminó con la toma de Tresviso el 17 de Septiembre de ese año, 22 días después de la caída de Santander. Esta institución fue el Consejo Interprovincial de Santander, Palencia y Burgos.

En los meses, semanas y días previos al estallido de la guerra se habían empezado a dar los primeros pasos para la obtención de la autonomía para la entonces provincia de Santander y para los territorios limítrofes (principalmente las localidades del Norte de Castilla con vínculos históricos con Cantabria) que se quisieran sumar a ella.

Después de la discusión y el debate sobre los pros y los contras del establecimiento de dicha autonomía (sobre todo en las páginas del diario El Cantábrico), el Partido Republicano Federal de Santander presenta primero a los medios de comunicación, luego (5 de Junio de 1936) al Ayuntamiento de Santander y finalmente (8 de Junio) a la Diputación su Proyecto de Estatuto de Autonomía Cántabro-Castellano. Quizá sea necesario aclarar aquí que el nombre no se refiere a una autonomía de Castilla y Cantabria, sino a una autonomía cántabra a la que se podrían agregar territorios del Norte de Castilla.

Sin embargo, y al contrario que otras regiones como Cataluña, Galicia o el País Vasco, el conflicto armado que se generó a partir del 17 de Julio de 1936 impidió que Cantabria accediera a la autonomía durante la época republicana, lo que impidió a su vez que en el periodo 1977-1982 accediéramos a la autonomía por la primera vía, como esas tres regiones, con el reconocimiento de nacionalidad histórica.

Pero volvamos a 1936. Con la guerra ya en marcha, el fracaso de la sublevación en Cantabria hace que se consolide el llamado Frente Norte, formado por los tres cuartos orientales de Asturias (menos Oviedo), Cantabria (con zonas del noreste de León y del Norte de Palencia y Burgos), Vizcaya (con algunas zonas de Burgos) y Guipúzcoa, estas dos últimas provincias controladas por el Gobierno de Euzkadi. En Cantabria se forma un Comité de Guerra el 27 de Julio. La Junta de Defensa de Santander se encarga en esos primeros meses del gobierno de la región.

El Gobierno de la República decide el 23 de Diciembre de 1936 la creación de tres Consejos Interprovinciales que sustituyan a las Juntas de Defensa: estos consejos son el de Aragón, el de Asturias y León y el de Santander, Palencia y Burgos (ver ABC de Madrid, 26 de Diciembre de 1936).

En Cantabria la Junta de Defensa es finalmente sustituida por el Consejo Interprovincial de Santander, Palencia y Burgos el 8 de Febrero de 1937, dejando de existir con la entrada de las tropas rebeldes en la capital en Agosto de 1937.

El Consejo de Santander estuvo formado por 17 miembros de las tres tendencias políticas principales de Cantabria: socialistas, republicanos, anarquistas y comunistas, tanto de partidos políticos como de organizaciones sindicales. Los socialistas contaban con mayoría en el Consejo al tener nueve representantes (dos la UGT, dos la Federación Obrera Montañesa-FOM, uno las Juventudes Socialistas Unificadas-JSU, uno el Partido Federal y los tres restantes posiblemente de la Federación Socialista Montañesa-FSM). Los republicanos contaban con tres representantes (dos de Izquierda Republicana-IR y uno de Unión Republicana-UR), lo mismo que los anarquistas (dos de la CNT y uno de la Federación Anarquista Ibérica-FAI). Los comunistas por su parte contaban con dos representantes del PCE. Las relaciones entre las diferentes tendencias no siempre fueron fluidas, y mientras al principio se llegó a barajar la unificación de socialistas y comunistas, al final las peleas entre estos eran tan fuertes como entre los comunistas y anarquistas o los socialistas y anarquistas.

El Consejo de Santander lo formaban un Presidente, dos Vicepresidentes, un Secretario y trece Consejeros. Las Consejerías eran las de Agricultura; Asistencia Social; Crédito Popular; Cultura; Exterior; Ganadería; Hacienda; Interior; Obras Públicas; Propaganda; Sanidad e Higiene; Trabajo; y Transportes.

Algunos de las personas que formaron parte del Consejo fueron el Presidente Juan Ruiz Olazarán (FOM-UGT), el Vicepresidente Alfonso Orallo (FOM-UGT), el Consejero de Obras Públicas Antonio Vayas Gutiérrez (FOM), el Consejero de Hacienda Domingo Samperio, el Consejero de Sanidad e Higiene Timoteo Chapero Fernández (CNT), el Consejero de Crédito Popular Vicente del Solar (CNT), el Consejero de Propaganda Teodoro Quijano (FAI) o el Consejero de Agricultura Ángel Escobio (quizá comunista).

Las funciones de las diferentes consejerías abarcaban desde la asistencia a los refugiados que llegaban a Cantabria desde León, Palencia, Burgos o Vizcaya, la evacuación de niños a Francia y la Unión Soviética a través de la Consejería de Asistencia Social, la salida de nacionales y extranjeros hacia Francia a través de la Consejería de Exteriores, etc.

La casi imposibilidad de comunicaciones con el Gobierno de Madrid-Valencia y la falta de fluidez en las relaciones con Asturias y el País Vasco, absorta la primera en la lucha en Oviedo y alejada ideológicamente la otra de la República (algo que se hizo plenamente visible con la deserción de los batallones vascos dependientes del PNV en el llamado Pacto de Santoña en Agosto de 1937, y que aceleró la ocupación franquista de Cantabria) hizo que el Consejo Interprovincial de Santander, Palencia y Burgos fuera en la práctica una institución de autogobierno de Cantabria, con mínima sincronización con las dos zonas republicanas vecinas.

La ocupación del territorio cántabro por los rebeldes selló la suerte del Consejo, que se mantuvo en funcionamiento hasta los últimos días antes de la toma de Santander (la última anotación, cuya frase queda incompleta, en el libro de actas del Consejo a finales de Agosto de 1937, es una petición de armas y alimentos destinada al Gobierno de la República). El destino de sus miembros sería el exilio, la cárcel o la muerte ante los pelotones de ejecución de los ocupantes. Cantabria no volvería a contar con un gobierno autónomo hasta 1982.

 

¡Hasta la regolvía!

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s