Del mercader

Aparece hoy en la prensa (El Diario Montañés, 28 de Agosto de 2011) una entrevista con el obispo de Santander, en la que deja un par de perlas que me han llamado la atención.

El obispo de Santander (foto: Andrés Fernández, EDM)

Como obispo, como representante de una religión en retroceso en Cantabria (no es que Cantabria vaya a dejar de ser católica, pero de hecho, y como él mismo reconoce, las vocaciones han caído en picado, con diez alumnos que han acabado el curso en el Seminario de Corbán, de los que uno se va a ordenar sacerdote este año y dos más el año que viene; y con unos 60 sacerdotes menores de 50 años para un total de 315 sacerdotes en toda Cantabria); pues como decía, como representante de la religión católica este hombre no intenta más que vender su producto, lo cual me parece perfecto.

Lo que no me gusta nada es que nadie, para vender su producto, eche mierda sobre los demás. Me da igual que sea un banco (he oído a un director de sucursal bancaria santanderina decir de una entidad rival que cualquier día cerraban para poner una floristería; de eso hará unos 5 años, y ahí siguen los de la floristería compitiendo con la otra entidad), o que sea la Santa Madre Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Y este señor aparte de defender lo suyo, señalando sus visitas pastorales, que la visita del Papa a Madrid va a ser muy beneficiosa para la Iglesia, etc, en una respuesta a una pregunta del periodista, compara la juventud católica de Madrid con la juventud del 15-M. Según él, a ambas las mueve la idea de mejorar la sociedad, pero mientras unos están esperanzados y utilizan medios constructivos, democráticos y de respeto, los otros son violentos e impositivos (y por lo tanto ni constructivos, ni demócratas ni respetuosos).

Esta declaración me parece de una vileza y una desfachatez de lo mas bajas que he visto nunca. Señor obispo, si los jóvenes cántabros no acuden a los seminarios en los números en que lo hacían en el pasado, busque ud. qué está haciendo mal la Iglesia Católica, y no eche mierda sobre los demás. Porque para echar mierda valemos todos: la Iglesia Católica ha estado siempre del lado del poderoso, enriqueciéndose y medrando a costa del pueblo. Al menos la iglesia que ud. representa. Ahí tiene una de las claves par empezar a comprender por qué los jóvenes le dan la espalda. Y si quiere seguimos.

Esto me lleva a la segunda perla de la entrevista. Declara el obispo que si de la noche a la mañana desaparecieran los sacerdotes, Cantabria sería otra cosa.

Sin duda alguna.

Y si desaparecieran los malos dirigentes de la iglesia, sería otra cosa aún más diferente.

¡Hasta la regolvía!

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s