De los cuadros

¿Qué habremos hecho los cántabros para merecernos los gobernantes que tenemos, que hemos tenido y que seguiremos teniendo?

La ubicación del Centro Botín, ejemplo de la típica cacicada de las familias gobernantes de Cantabria (imagen obtenida del blog "Bahía de Santander", http://bahiadesantander.wordpress.com/)

Es habitual que cuando hay un cambio de gobierno, el gobierno entrante acuse al saliente de todos los males habidos y por haber, el gobierno saliente, ahora en la oposición, se defienda diciendo que los anteriores a ellos lo hicieron peor y que los nuevos deberían dejar de mirar hacia atrás y ponerse a gobernar. Es ley de vida en política, y se aprovechan de la falta de movilización real y del desencanto social generados de manera consciente por todos los gobiernos que en el mundo han sido, para que a pesar de sus burdas maniobras, sus aún más burdas cortinas de humo y su más que demostrada incapacidad mental para algo que no sea el robo a gran escala, el tráfico de influencias y el agarrarse a la poltrona, al final aquí no pase nada.

Los políticos, los gobiernos, se han dedicado toda la historia a hacer dos cosas: la primera, anestesiar a la sociedad que gobiernan con diferentes medios (drogas, televisión, pan y circo, etc) para que pase lo que pase, y se destape la corrupción que se destape, esa misma sociedad les mantenga en el poder, donde pueden seguir robando a su antojo.

La segunda cosa que han hecho es complementaria de la primera, un seguro si se quiere. Si a pesar de todo la anestesia no ha funcionado bien, se monta un aparato represor: fuerzas de seguridad del Estado (nunca un nombre fue tan certero, ya que esas fuerzas están para la seguridad de los gobiernos y no de la sociedad), leyes que defiendan las desigualdades sociales, que los ricos sean (aún más) ricos y se vayan de rositas en todos sus trapicheos, y que los pobres sean en buena medida víctimas de esa justicia. Etc.

Y Cantabria no escapa a esta descripción. Creo que de todos es conocido como las mismas familias políticas y los mismos clanes familiares se han repartido el poder en esta tierra nuestra desde hace demasiado tiempo. Cacicada tras cacicada lo vienen demostrando, haciendo y deshaciendo a su antojo a sabiendas de que jamás habrá una respuesta social a sus desmanes, y que en caso de haberla tienen a las “fuerzas de seguridad” para protegerles y poner las cosas en su sitio. Y más les vale que así sea, porque cuando todo eso falla, los tiranos acaban muertos en las alcantarillas.

Y yo iba a escribir sobre los cuadros del Gobierno de Cantabria desaparecidos, qué cosas. Otro día será.

¡Hasta la regolvía!

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Políticos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s