Del pseudo-debate

El Diario Montañés de hoy, 26 de Octubre de 2011, reseña las declaraciones del Presidente de Cantabria, sr. Ignacio Diego, del Alcalde de Santander, sr. Íñigo de la Serna, y del Presidente de la Autoridad Portuaria, señor José Joaquín Martínez Sieso, acerca del llamado frente marítimo de Santander y del futuro Centro Cultural del Banco de Santander.

A nuestra ciudad no la va a conocer ni la madre que la parió (imagen propia)

Dichas declaraciones se producen en el marco de un encuentro promovido por el Colegio de Arquitectos de Cantabria para debatir el futuro de la zona marítima de la ciudad. Debate escatimado hasta la fecha por el Gobierno de Cantabria, Ayuntamiento de Santander y Autoridad Portuaria. Y que sigue sin producirse, porque lo de hoy ha sido volver a reincidir en que lo que se va a hacer es lo que decidan estos tres señores públicamente (y el dueño del Banco de Santander, sr. Botín, en la sombra moviendo los hilos).

El sr. Diego advierte que “habrá que hacer algún sacrificio” por el Centro Cultural bancario, que dará un “valor añadido”  a la zona, “generará actividad económica y permitirá a Santander competir en infraestructuras culturales con Bilbao, San Sebastián o Avilés“.

Supongo que el valor añadido lo dará igual a la zona donde se construya, sea ésta el muelle de Puertochico, Varadero o San Martín, ¿no? Y lo mismo respecto a la actividad económica que generará y a la competencia que le hará a Bilbao, San Sebastián o Avilés, la hará exactamente igual en cualquiera de las tres ubicaciones (u otras posibles). En cuanto a que hay que hacer un sacrificio, ¿quién lo hace? ¿la ciudadanía o el sr. Diego? ¿y por qué hay que sacrificar nada? ¿acaso el sr. Botín amenaza con que si no se construye donde él dice, se lleva el dinero a otro lado? Si es eso, creo que el nombre apropiado es “CHANTAJE”, y que los políticos responsables deben de poner las cartas sobre la mesa y decir de una vez por todas bajo que condiciones está saliendo adelante el proyecto. ¿O acaso temen que esas condiciones, si salen a la luz, sean un completo escándalo?

Dice el sr. Diego que esta es una oportunidad a la que no se puede renunciar. Pues mire, dependiendo de con qué “condiciones” llegue el “regalo” irrenunciable, igual no sólo se puede, sino que se debe renunciar a él.

En el colmo de la desfachatez, el sr. Presidente de Cantabria dice que tras la participación, “ha llegado el momento de tomar decisiones”. ¿La participación de quién, si no ha habido ningún debate público serio, con los datos en la mesa de lo que se pretende hacer, dónde y bajo qué condiciones, y comparando la solución dada desde los poderes económico-políticos de la ciudad con otras alternativas? ¿Cuándo se ha hecho ese debate? Porque yo me lo he perdido. Y no sería el de hoy, porque según el Diario, cuando llegó el momento de la participación, del debate abierto de los asistentes, los tres representantes políticos se marcharon de la sala dando vagas respuestas a la oferta de completar el debate otro día. Eso también tiene no uno, sino dos nombres, “COBARDÍA” y “SOBERBIA”.

Los sres. Martínez Sieso y de la Serna han llamado la atención sobre que se debe reflexionar sobre si Santander “quiere o no” un puerto que sirva a la comunidad autónoma, incidiendo en su “desventaja” respecto a otros puertos del norte por la desigualdad en las inversiones en infraestructuras. Si eso es realmente lo importante, que se dejen de historias y rellenen la bahía por completo para hacer un puerto competitivo; claro que ni en eso serían originales, ya que ese proyecto ya le hubo en los años 40.

En resumen, lo que estos tres sres. han ofrecido hoy a la ciudad de Santander y a Cantabria no son debate serio y respuestas, sino chantaje, cobardía y soberbia. Bonito panorama nos espera.

¡Hasta la regolvía!

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Políticos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Del pseudo-debate

  1. Bahía de Santander dijo:

    Destacas en tu entrada la actitud de los políticos en la tarde de ayer, del mismo modo lo hago yo en mi blog, pero hay otra cuestión que no se ha tratado ni creo que aparezca en ningún debate.
    Nos encontrábamos en el Espacio Ricardo Loreno un grupo heterogéneo de personas, oficios, intereses y voluntades. Sin embargo, me gustaría saber cuál fue la razón por la que los políticos se dirigieron, en exclusiva, a los arquitectos. Claro que la machacona insistencia de alguno de los arquitectos, en el debate ausente ya de apolíticos, en focalizar las intervenciones hacia el COACAN pareció darles la razón.
    El criterio de los arquitectos, como profesionales especializados en asuntos que aborda toda esta operación, es muy importante. Pero no lo es más, al margen del marco en el que nos encontrábamos, que lo que tengan que decir los ingenieros, los paisajistas, los historiadores o los propios vecino, alguno de los cuales se hizo oír anoche aunque su intervención no tenga ningún eco.
    Ese es, a mi modo de ver, el problema. El futuro de una ciudad debe basarse en varios pilares y marcarse determinados objetivos. Aquí no veo nada de eso. Los criterios son exclusivamente políticos y ya sabemos como funcionan en España los partidos, y los objetivos no los han expuesto, hablan generalidades sobre si puerto sí o puerto no, sobre los grandes puertos a este y oeste, pero en ningún momento han dicho qué pretenden hacer con la ciudad, con el centro de la ciudad, con la imagen de la ciudad. No lo han dicho porque no lo saben, están a expensas de lo que decida el mal llamado “mercado”, que aquí, en Santander, tiene un nombre y dos apellidos.

  2. El Pasiego dijo:

    Claro que sólo se dirigieron a los arquitectos, si consiguen ganárselos, o por lo menos ganarse al Colegio de Arquitectos, siempre pueden vender que las críticas a la ubicación del proyecto provienen de una minoría a la que no dudarán en calificar de “radical”, “ilusa” o “desinformada” si les hace falta. Que es lo que siempre han hecho. Así pueden seguir ocultando qué hay detrás del proyecto de ciudad/puerto que quieren vender.

    Mi fuente de información fue, como resalté al principio, El Diario, en cuyos intereses económicos y políticos no hace falta insistir a estas alturas de la película. Así que su información sesgada es acorde con su línea editorial. Nada nuevo bajo el sol. Desgraciadamente la web de Alerta está diseñada para que sólo se puedan leer los titulares, con lo cual ni siquiera puedo comparar el enfoque de uno y otro (que tampoco creo que se diferencie gran cosa, dicho sea de paso).

    Está claro que la decisión de qué ciudad queremos no la deben de tomar sólo los políticos y los arquitectos, sino que toda la sociedad debe de tomar parte en el debate, pero insisto en que ese debate se está negando, cometiendo cacicada tras cacicada.

    Los políticos se toman las victorias electorales como si significaran plena libertad para hacer lo que les de la gana, únicamente con su interés y beneficio en la cabeza. Y cada cuatro años, los votantes validamos esas políticas. También nosotros somos culpables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s