Del Hipódromo de Bellavista

En este post voy a realizar un poco de arqueología deportiva. Pues sí, ya que hay arqueología histórica y arqueología industrial, pues también habrá arqueología deportiva, ¿no? Y si no, se inventa.

Es sabido que en Santander hubo un hipódromo antes de la guerra. Dada su ubicación en la zona de BellavistaCueto, se le denominó Hipódromo de Bellavista. La construcción de dicha instalación deportiva viene de la mano de los veraneos de la familia real española en la ciudad, con el consiguiente desarrollo de toda la zona de El Sardinero, la construcción del Palacio de La Magdalena (inaugurado en 1913), Campo de Polo, Casino, Hotel Real, etc. También empiezan a formarse diversas sociedades deportivas por la misma época: la Unión Ciclista Santanderina, la Real Sociedad de Tenis, clubs de fútbol, y lo que interesa para este artículo, la Sociedad Hípica Montañesa.

Una curva del Hipódromo de Bellavista (imagen obtenida en http://www.agalopar.com; pinchar para ampliar)

La Sociedad Hípica Montañesa se crea en 1914, y para la práctica de la equitación acondiciona los Campos de Sport de El Sardinero, que se habían inaugurado para el fútbol en 1913. Esta sociedad organiza el Concurso Hípico de Santander, que se celebra en los Campos de Sport en 1916 y en 1917.

Pero el Ayuntamiento de Santander decide crear una instalación específica, y para ello se fija en la zona de Bellavista. De tres posibles opciones, un caballerizo del rey Alfonso XIII se decide por una para la ubicación definitiva, y en cuatro meses se realiza la construcción, obra de González de Riancho. El 2 de Septiembre de 1917 se inaugura con la presencia de los reyes.

Otra vista del Hipódromo (imagen de http://www.agalopar.com)

El Hipódromo de Bellavista, dotado de una pista de 2500 metros, tribuna, tribuna real, edificio de pesaje, pabellones y cien cuadras, fue utilizado para su cometido hípico entre 1917 y 1921. A partir de 1921 los veraneantes ricos que habían patrocinado las carreras dotándolas de premios dejaron de acudir a Santander, decantándose por Francia. Eso marcó el fin de las carreras.

Aún vivió un triste epílogo el hipódromo, con su utilización en 1937 como campo de concentración para los presos republicanos una vez caída la ciudad en manos franquistas.

Esta es la historia del Hipódromo de Bellavista. Pero, ¿dónde estaba exáctamente? En la actualidad tenemos el camping de Bellavista, y el restaurante El Hipódromo de Bellavista que nos sirven de referencia. Pero ¿queda algo del hipódromo? Un paseo por esa zona de Santander nos muestra más bien poco (o nada). Pero con un cambio de perspectiva llega la sorpresa y se descubre la instalación.

La curva del Hipódromo de Bellavista más cercana a Mataleñas (www.agalopar.com)

A través de las vistas que nos ofrecen diversos programas en internet, con imágenes de satélite de cualquier rincón del planeta, se puede ver el hipódromo hoy. Lo primero que salta a la vista es una inmensa curva en las cercanías de la playa de Mataleñas: ésa es, efectivamente una de las curvas del circuito (ver foto).

Pero si ampliamos la imagen, parece que el resto del óvalo que formaría la pista del hipódromo ha desaparecido, comido por el camping y por esos prados separados por paredes que se aprecian a la izquierda (ver siguiente foto, cortesía de Google Maps).

Pues no. Para mi sorpresa, buscando por internet me aparece en http://www.agalopar.com que el Hipódromo de Bellavista no tenía forma de óvalo, sino que era algo más complejo. Y ampliando la imágen algo más aún, ahí está el circuito al completo, bien visible a vista de pájaro (ver última imagen, también de Google Maps).

Me parece curioso el trazado del circuito, y más curioso aún que aún persista a pesar de los 95 años que le contemplan.

¡Hasta la regolvía!

Nota: los datos de la historia del hipódromo están sacados de Wikipedia (Hipódromo de Bellavista); la forma del trazado del circuito, de la web www.agalopar.com.

Anuncios

Acerca de El Pasiego

Sólo un cántabro preocupado por su tierra...
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Del Hipódromo de Bellavista

  1. Excelente, deberían recuperarlo!!! Alguien se esforzó en conservarlo, sin saberlo mucha gente y existe!!! Maravilloso por quien lo reportó!

    • El Pasiego dijo:

      La recuperación es prácticamente imposible, esos terrenos ya serán mayoritariamente privados y el coste sería muy elevado, además de que no creo que haya demanda social en la ciudad para un hipódromo (ni ahí, ni en otra zona). Muchas gracias por comentar, Humberto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s