Del “Aire de la Calle”

Ha caído en mis manos la edición publicada por Estvdio de Aire de la Calle, de Pick (José del Río Sáinz, 1884-1964). Es una joya. Se trata de una colección de sus artículos en La Atalaya, El Noticiero Bilbaíno, La Voz de Cantabria y otros periódicos.

La estatua de José del Río Sáinz, Pick, junto a la playa de El Camello (imagen de Year of the dragon, obtenida en Wikimedia Commons)

La estatua de José del Río Sáinz, Pick, junto a la playa de El Camello (imagen de Year of the dragon, obtenida en Wikimedia Commons)

Hay artículos dedicados a figuras de Cantabria, a la Guerra de Melilla, a la Dictadura de Primo de Rivera… y a personas y personajes humildes y deconocidos. Y a más cosas que aún no he leido.

Estos artículos, este libro, es una ventana abierta a la Cantabria y al Santander de los años 20 y 30 del siglo pasado. En las que, a veces, se puede percibir un eco de lo que son Cantabria y Santander hoy en día. Porque muchas cosas han cambiado, pero otras no tanto.

Quizá en una entrada posterior en el blog copie uno de los artículos completo (ya tengo uno en mente), pero valga como ejemplo de lo que hay en el libro un par de anécdotas, como el recuerdo de un motín en Santander en el siglo XIX a raiz de un baile, en el que los jóvenes más distinguidos de la ciudad acabaron pasando la Nochebuena en la cárcel (a donde hicieron llevar un piano para la ocasión); o las quejas de los santanderinos a finales de Octubre de 1926 por la falta de lluvia desde la primavera anterior (“¡Ha visto usted qué cochino tiempo!”, “¡Ha visto usted qué insolencia de sol!”).

Sin duda este libro de Pick es una de esas lecturas que realmente merecen la pena.

¡Hasta la regolvía!

Publicado en Cultura, Historia | Deja un comentario

Laro el Cántabro

Una muy buena noticia.

El diario Alerta ha colgado en su página web dos tomos del comic de Andy inspirados en el legendario guerrero cántabro Laro, y que venía publicando en tiras en sus páginas (como ya había hecho anteriormente entre los años 1972 y 1985).

Silio Italico, en su obra Punica (escrita entre el 88 y el 92 d.C), describe a Laro en los siguientes términos:

El cántabro Laro era temible por la naturaleza de sus miembros y por su corpulencia, aunque no dispusiera de dardos. Como es la fiera costumbre de esta gente, se enfrentaba a la batalla empuñando el hacha con la mano diestra. A pesar de que viera que los guerreros se dispersaban rechazados, una vez destruida la juventud de su gente, sin embargo él en solitario colmaba el campo con cadáveres. Además si el adversario se encontraba cerca, le gustaba herirle de manera frontal, si la lucha llegaba desde la izquierda, giraba el dardo. Pero cuando el fiero atacante llegaba por la espalda, no se perturbaba, sino que lanzaba hacia atrás su hacha de doble filo (Punica, 16, 46-65; extraído de Wikipedia).

Aunque Silio Italico describe a este guerrero cántabro como mercenario en el contexto de la Segunda Guerra Púnica entre Roma y Cartago (218-201 a.C), Andy introdujo a su personaje en el periodo histórico de las Guerras Cántabras (29-19 a.C), un tema más cercano a nosotros y que sin duda despertaría más interés.

Sea como fuere, creo que es sin duda una lectura entretenida y un gran acierto del Alerta.

Este es el enlace para acceder a ambos volúmenes: http://www.eldiarioalerta.com/menu/index.html

¡Hasta la regolvía!

Publicado en Cultura | Deja un comentario

Más del fracking

El gobierno del PP en Madrid ha aprobado la realización por parte de Repsol de estudios sísmicos de cara a la posible extracción de gas en la zona pasiega utilizando la técnica del fracking. Esta técnica ha sido prohibida en todo nuestro territorio por el gobierno del PP en Cantabria con el apoyo de PRC y PSC, aunque dicha prohibición es papel mojado dado que el Estado argumenta que sólo el gobierno central puede legislar sobre el tema.

Asamblea Antifracking de Cantabria (imagen obtenida de su perfil en facebook)

Asamblea Antifracking de Cantabria (imagen obtenida de su perfil en facebook)

En respuesta a la aprobación de nuevas prospecciones el PP cántabro ha declarado que mientras ellos estén en el poder no habrá fracking en Cantabria. No creo que a estas alturas sea necesario aclararlo, pero desde luego el Pasiego no deja de entender estas declaraciones como algo puramente populista, en busca del voto fácil y a sabiendas de que llegado el momento, si el PP en Madrid dice una cosa, dará exactamente igual lo que diga el PP en Puertochico.

El PP en Cantabria sabe que la población cántabra está en contra del fracking, y se apunta interesadamente a esa posición por sus más que posibles réditos electorales a corto plazo. Pero no nos hagamos ilusiones, porque se bajarán del barco, que no nos quepa duda alguna. Sin embargo, en un tema medioambiental tan importante como este toca aliarse con el mismísimo demonio si hace falta. O mejor dicho, toca dejar que el demonio se apunte a tus posiciones.

Es necesario luchar para evitar que los intereses de Madrid (y también, no nos engañemos, los de la élite que domina los intereses económicos y políticos de Cantabria con el visto bueno de Madrid) pongan en peligro el patrimonio de todos los cántabros. Aquí ya no se trata de defender un idioma o la cultura locales, de evitar la destrucción de restos arqueológicos o edificaciones antiguas, o de impedir las locuras megalomaníacas del cacique de turno, con todo lo importante que es eso también. Aquí nos jugamos la salud de parte de la población, la destrucción de su modo de vida y de una posible fuente de ingresos por turismo sostenible.

El fracking en Cantabria significa lo mismo que significó el embalse del Ebro en su momento: acción destructora en territorio cántabro y beneficios para otros.

¿Dejaremos que vuelva a suceder?

¡Hasta la regolvía!

ENLACES:

Publicado en Cantabria rural, Ecología, Políticos | Deja un comentario

De ADIC y el PRC

No me resisto a recoger íntegra la noticia publicada en El Diario Montañés de hoy (11 de Octubre de 2013), titulada ADIC dice que “el cantabrismo del PRC se reduce a sus iniciales”. Ahí va para quien no la haya leido:

Sede de ADIC en Santander (imagen propia)

Sede de ADIC en Santander (imagen propia)

«Suprimir de manera arbitraria la festividad del Día de las Instituciones del 2014, en favor del día de Santiago -patrón de Santander-» es, a juicio de ADIC, «la última actuación anticántabra del ejecutivo autonómico». La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria carga por este motivo contra el Partido Popular, contra el PSOE pero, en mayor medida, lo hace contra el PRC, «partido que una vez más vuelve a demostrar que su cantabrismo se reduce a sus iniciales y poco más».

En una nota, la asociación cantabrista no se sorprende por la decisión de los populares, ya que, a su juicio, «la oposición del PP al autogobierno cántabro, lejos de ser algo novedoso, es algo que lleva implícito en su ADN desde el comienzo del proceso autonómico». Lo que llama la atención es la dureza de su ataque contra los regionalistas, ya que ADIC mantiene lazos históricos comunes con este partido. «Ni es la primera ni la segunda ocasión en que el PRC se hace ‘el sueco’ ante el enésimo desprecio a la identidad y personalidad del pueblo cántabro, ya sea desde el ejecutivo autonómico o desde otras instancias. No hace falta recordar impresentables coqueteos electorales con partidos castellanistas o los guiños con el partido fundado por Arcadio Espada. Más recientemente ADIC recuerda el silencio del PRC ante el insulto colectivo que supuso la práctica anulación de todos los actos del 28 de julio de este año, bajo la excusa impresentable del luto ante el accidente ferroviario de Santiago, hecho que no guardaba absolutamente ninguna relación con Cantabria ni su Autonomía», aseguran en el texto, donde califican como «desalentador» que «para el PRC, defender los intereses de Cantabria se reduzca a defender los intereses corporativos de los individuos que aquí residen, en lugar de luchar por la dignidad colectiva de un pueblo, una cultura, una identidad histórica, y su materialización social en forma de ideología política». «El pueblo cántabro -insisten- no puede ser nunca enfocado como un aséptico espacio administrativo, que es como nos concibe toda la clase política -comenzando por el PRC-. Los cántabros siempre hemos sido un pueblo, y eso es algo más que un código postal».

Coincido en muchas de las afirmaciones que aparecen en el artículo a raiz de la supresión de la festividad del Día de las Instituciones de Cantabria. Ojo, que se suprime en el calendario festivo de Cantabria entera un día que celebra un acto que afecta a Cantabria entera, para sustituirlo por una festividad local (de Santander y los municipios que celebren Santiago).

Decía que coincido con muchas de la afirmaciones. Lo del anticantabrismo del PP de Cantabria no hace falta ni comentarlo, no deja de ser evidente. Las críticas al PSC no aparecen en el artículo, pero a nadie se le escapa que no deja de ser la marca en Cantabria de otro partido español, con lo que tampoco se puede esperar mucho de ellos en cuanto a defensa de nuestra tierra. Pero lo que resalta el artículo son las críticas al PRC, que no deja de ser un “hijo” de ADIC, como lo fue la Agrupación Nacionalista Cántabra (ANAC) de Rafael de la Sierra en su momento.

ADIC critica el silencio con el que el PRC ha acogido esta supresión de la fiesta de las Instituciones, y recuerda otras derivas anticantabristas de los regionalistas, como la alianza electoral con el Partido Castellano y con el Partido de Castilla y León de cara a las eleciones de 2011 (¿puede haber algo más contra natura que un pacto así?), o los coqueteos con Ciudadanos.

Respecto a la práctica anulación del Día de las Instituciones de este año por el accidente de tren en Galicia, no estoy tan de acuerdo en lo señalado por ADIC. Efectivamente, el accidente no tenía nada que ver con Cantabria ni con nuestra autonomía. Pero tampoco me parece impresentable que este hecho tuviera un efecto en las celebraciones, por ser Galicia un territorio afín a Cantabria en muchos aspectos (aspectos culturales por ejemplo). Sin embargo habría que haber buscado una forma de rendir homenaje a las víctimas y a Galicia sin suspender los actos programados.

Aparte de este pero, creo que la crítica de ADIC al PRC está más que justificada. Como final, me quedo con las dos últimas frases, que suscribo al cien por cien:

  1. Es desalentador que para el PRC, defender los intereses de Cantabria se reduzca a defender los intereses corporativos de los individuos que aquí residen, en lugar de luchar por la dignidad colectiva de un pueblo, una cultura, una identidad histórica, y su materialización social en forma de ideología política.
  2. El pueblo cántabro no puede ser nunca enfocado como un aséptico espacio administrativo, que es como nos concibe toda la clase política -comenzando por el PRC-. Los cántabros siempre hemos sido un pueblo, y eso es algo más que un código postal.

El PRC hace mucho tiempo que no hace honor a sus siglas.

¡Hasta la regolvía!

Publicado en Políticos | Deja un comentario

De los aviones

Sociedad Española de Construcciones Aeronáuticas y Similares (SECAS). Con este nombre tan largo y tan típico de la época (1915) se fundó en Madrid la primera empresa dedicada a la construcción de aviones en España. Y aparece en el cuévano porque esta empresa “madrileña” tuvo su primera fábrica… en Santander. Concretamente en La Albericia, donde también se construiría el aeródromo primero, y aeropuerto después. Porque el actual aeropuerto de Parayas no deja de ser el segundo con el que contamos. Y en realidad, los primeros aviones no se fabricaron en La Albericia, sino en la calle Castilla. Un lío, vamos.

Fuselajes de varios aviones en la fábrica de La Albericia (imagen obtenida de un artículo de la revista Cantabria Autónoma nº22)

Fuselajes de varios aviones en la fábrica de La Albericia (imagen obtenida de un artículo de la revista Cantabria Autónoma nº22)

Vayamos por partes.

Lo primero, la aviación. Ya a principios del s.XX dos cántabros decidieron que lo suyo era volar. Así José Calderón en Las Llamas y José García Briz en Peñacastillo se fabricaron sendos planeadores (de esos de madera y tela, sin motor) y los probaron con aparente éxito ante el público local.

Después de estas primeras pruebas, ¿qué se necesitaba? Pues un aeródromo. Así que se acondiciona uno en terrenos de La Albericia en 1910, y ya de paso se celebra el primer festival aéreo de la ciudad, con pilotos franceses. Dos años más tarde, en 1912, se añaden dos hangares para completar dicho aeródromo, y en 1913 se fundó el Aeroclub Santanderino y se celebró la primera Semana Aeronáutica.

Para que nos hagamos una idea de la ubicación del aeródromo, la actual avenida del Deporte era la pista de aterrizaje, mientras que las instalaciones se situaban en lo que hoy es el Complejo Municipal de Deportes. Mejoras posteriores transformaron al aeródromo en aeropuerto, y tras la Guerra Civil (1936-37) fue sede de una base militar y usado también como aeropuerto civil. En 1948 se abrió oficialmente al tráfico civil, y así siguió hasta el 25 de Septiembre de 1953, día en que se inauguró el nuevo aeropuerto de Parayas. Finalmente en 1965 cerró La Albericia.

Pero volvamos a principios de siglo. Para 1910 ya tenemos pioneros de la aviación a vela, un aeródromo y un festival aéreo. ¿Qué es lo siguiente? Pues los aviones a motor. Y concretamente uno artesanal hecho en Cantabria. Estamos en 1912 y Gabriel Dinten se propone presentar a su criatura en La Albericia. Lamentablemente este monoplano no da muy buen resultado, y al poco de despegar falla el motor y se estrella contra una tapia tras el aterrizaje de emergencia, quedando destrozado. El piloto creo que salió con vida, pero supongo que la tapia acabó como el aeroplano, “para el arrastre”.

En 1913 la aviación en Cantabria supera otro hito, al lograr Juan Pombo Ibarra unir por primera vez en avión Santander con Madrid. Además otro piloto cántabro, Salvador Hedilla (nacido en Castillo Siete Villas) da a conocer su nombre con sus vuelos por los cielos de Cantabria, Asturias o el País Vasco; en 1914 gana la primera Copa Montañesa de Aviación con un vuelo entre Santander y las cercanías de Angoulême (Francia). Posteriormente destaca en el festival aéreo de Granada, así como en demostraciones en Cuba.

Así pues ya tenemos pilotos consagrados a nivel nacional e internacional. La aviación regional avanza. Y la aviación en general, también. O no, según se mire. Porque en 1914 estalla la Primera Guerra Mundial y se emplean los aviones para bombardear y ametrallar a los que están abajo. Lo positivo para nuestra historia de hoy es que el Ejército español se decide a incorporar los aviones, y así en 1915 se crea en Madrid la SECAS de la que hablaba al principio, que va a fabricar aviones e hidroaviones para la aviación militar.

Una vez constituida la sociedad queda por determinar donde se instalaría la fábrica, y parece ser que el prestigio de los pilotos Juan Pombo y Salvador Hedilla fue parte importante para que la elección recayese en Santander. Para ello el ayuntamiento cedió el uso de los terrenos de La Albericia a cambio de un cánon. Juan Pombo sería el director técnico.

A continuación se escogió a cuatro obreros para la futura factoría santanderina, a los que se mandó a trabajar dos meses a la fábrica de aviones francesa Morane-Saulnier para aprender el oficio. Una vez pasados los dos meses se presenta a la aviación militar española la posibilidad de fabricar un monoplano de un sólo motor, o un biplano, bien bimotor o monomotor. Los militares escogen el biplano monomotor, que se inspirará en el que fabrica Morane-Saulnier.

Y en 1916 empieza la fabricación. Sin embargo, la fábrica no está terminada. ¿Qué hacer? Pues se alquilan locales en la ciudad. Y así los primeros aparatos se construyen en una nave situada entre la calle Castilla y Calderón de la Barca. Finalmente, para la primavera de ese año ya está en funcionamiento la fábrica de La Albericia. La primera serie se compondría de catorce aviones, y en Septiembre ya se realizó el primer vuelo de prueba por parte de Juan Pombo. Una vez pasada la prueba, cada uno de los biplanos era desmontado y enviado a Madrid, donde era montado y probado de nuevo en Cuatro Vientos. El último de la serie se entregó en Abril de 1917.

El Garage Iberia se abrió en la nave de la calle Castilla en la que se fabricó el primer avión (imagen obtenida de www.todocolección.net)

El Garage Iberia se abrió en la nave de la calle Castilla en la que se fabricó el primer avión (imagen obtenida de http://www.todocolección.net)

Parecía que la fábrica había sido un éxito. Sin embargo, el consejo de administración de la empresa decidió cerrar la fábrica hasta el fin de la guerra europea ante la falta de suministros. Por desgracia, una vez acabada la guerra, la decisión fue trasladar la fabricación a otro lugar, y tras su desmantelamiento en 1919, la mayor parte de los útiles de la factoría santanderina acabaron en Guadalajara.

Así terminó la historia de la primera fábrica de aviones de España, la de La Albericia, cuyo primer avión se construyó en la calle Castilla.

¡Hasta la regolvía!

FUENTES

La mayor parte de la información está sacado de un artículo titulado “SANTANDER TUVO LA PRIMERA FÁBRICA DE AVIONES DE ESPAÑA”, de la publicación Cantabria Autónoma (nº22), de 1986. Su autor es Emilio Herrera Alonso.

Para leer algo más del aeropuerto de La Albericia, aquí. Para el piloto Salvador Hedilla, aquí. Y para conocer sobre el proyecto de otra fábrica en El Astillero en 1928 (fallido), y otra pequeña fábrica que sí funcionó en La Albericia y Parayas entre 1953 y 1974, aquí.

Publicado en Historia | Deja un comentario

Del Puerto

Cantabria se ha quedado fuera de la Red Transeuropea del Transporte, gracias a la labor de los últimos años de los gobiernos cántabros del PRC-PSC y del PP, y de los gobiernos españoles del PSOE y del PP. Malas noticias para la economía de Cantabria en general y para el puerto de Santander en particular (Alerta, 9 de Junio de 2013; La Nueva España, 31 de Mayo de 2013).

El puerto de Santander ¿anclado en el pasado?

El puerto de Santander ¿anclado en el pasado? (imagen obtenida del blog Bitácora: http://www.gustavogarciasantander.blogspot.ie)

Hay que destacar que la nuestra es la única de las cuatro autonomías del Norte que no está incluida en la RTT, lo cual va a hacer que una importante inversión en infraestructuras se vaya para Galicia (puerto de La Coruña y ferrocarriles), Asturias (puerto de Gijón y ferrocarriles), el País Vasco (puerto y aeropuerto de Bilbao, y ferrocarriles) y Castilla y León (ferrocarriles), quedando Cantabria aislada. Como siempre.

También como siempre, una vez que las malas noticias han quedado confirmadas, le toca a la casta política echarse las culpas unos a otros (las flores, cuando las hay, nunca se las echan a los demás, ¿por qué será?). Para ello no les hace falta más que tirar del manual de demagogia habitual, sin importar las contradicciones en que caigan al hacer sus declaraciones.

El actual gobierno del PP asegura que toda la culpa es del anterior gobierno PRC-PSC en Cantabria, así como del gobierno socialista de Zapatero en general, y del ministro José Blanco en particular. El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander y ex-presidente de Cantabria, Martínez-Sieso, no duda en mentir descaradamente diciendo que la UE no aceptó modificar el plan que el gobierno de Rodríguez Zapatero remitió en 2010 y que excluía al puerto santanderino. Mentira. La UE aceptó modificar ese plan, y ha incluido los puertos de Huelva y Tenerife. Pero, efectivamente, no ha aceptado Santander. A pesar de los esfuerzos de la ministra Ana Pastor y de Ignacio Diego. En resumen, a pesar de lo bien que lo está haciendo el PP y de sus esfuerzos, no ha sido posible deshacer lo mal que lo hicieron los socialistas.

Después de esto, Sieso declara que en realidad, las consecuencias de la no inclusión del puerto de Santander en la red es relativa. Sólo es menos dinero. Y además lo principal para el puerto es la conexión con Castilla, para la que ya hay un acuerdo con Madrid. (Habrá que ver si dicho acuerdo se lleva a cabo).

Por su parte Puertochico contradice a Sieso al declarar que Cantabria queda en una posición débil ante Europa (por culpa, eso sí, de los socialistas). El presidente Diego intentó que Santander quedara incluida en el corredor de la alta velocidad del Cantábrico (Bilbao-La Coruña), así como la inclusión del puerto en la RTT, pero no hubo manera. Los socialistas, claro. Ya sabemos.

Y es que como dice Sieso, ¡qué importante es tener un gobierno en Madrid en sintonía con el gobierno de Puertochico! Ya se vio, y se sigue viendo, con los diferentes gobiernos regionales: estando el PSOE en La Moncloa y AP/PP en Santander, nada; pero con el PP en Madrid y en Santander, tampoco. Igual es que los gobiernos de Cantabria pintan poco en Madrid, sean del mismo color o de color diferente…

En cuanto a PRC y PSC, más de lo mismo. La culpa es de los demás. Rajoy tiene a Cantabria abandonada (ciertamente, aunque no más que el PSOE otros años), e Ignacio Diego es sumiso a Madrid (como en su día lo fueron Hormaechea, Sieso o Revilla). Los regionalistas, por medio de Miguel Ángel Revilla, tan sólo se marcan un tanto al acusar con razón al PP de ocultar el acuerdo al que se llegó en Bruselas a finales del mes pasado (en Cantabria ha salido a la luz el día 9 de Junio, mientras que La Nueva España de Oviedo lo publicaba el día 31 de Mayo). Pero tanto ellos como el PSC olvidan mencionar que ya desde el principio, durante su gobierno, Cantabria había quedado fuera de la RTT.

El resultado de todo esto es que, al final, Cantabria se queda fuera de Europa en el tema del transporte, tanto marítimo, como aéreo o por ferrocarril. Culpables: todos los principales partidos políticos. Sin excepción.

Todo lo demás son cortinas de humo.

¡Hasta la regolvía!

Publicado en Economía, Políticos | Deja un comentario

Del fracking

El pasado lunes, 8 de Abril, el Parlamento de Cantabria aprobó la prohibición del fracking en Cantabria (Alerta, 9 de Abril de 2013) mientras no se despejen las dudas que provoca. La nueva ley se aprobó con los votos a favor de los tres partidos políticos presentes en la calle Alta, PP, PRC y PSC, en una muestra de unanimidad pocas veces vista; tan sólo hubo discrepancia en los matices.

Manifestación antifracking en Santander (imagen obtenida de www.aquiconfidencial.es)

Manifestación antifracking en Santander (imagen obtenida de http://www.aquiconfidencial.es)

El fracking, como casi todos sabemos a estas alturas, es el nombre que se da a la técnica para la extracción de gas no convencional. Usada desde hace años en otros países, está envuelta en la polémica por lo agresivo de su uso, con contaminación de acuíferos y graves problemas medioambientales.

Las empresas interesadas, agrupadas en la plataforma Shale Gas España, han realizado una campaña de propaganda para poder realizar exploraciones primero, y para poner en marcha explotaciones de este gas después. Cantabria está incluida en la llamada Cuenca Vasco-Cantábrica, junto a las provincias de Álava y Burgos, siendo esta cuenca la más prometedora, al tener casi la mitad del gas estimado en España. En total, el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas estima que España tiene gas para 39 años (El País, 8 de Abril).

¿Merece la pena el riesgo de destruir los recursos hídricos de todos para que se beneficien unas empresas privadas? ¿Merece la pena dicho riesgo por tan sólo 39 años de supuesta autonomía en cuanto al gas? Creo que la respuesta a ambas preguntas es obvia.

¿En qué cambia esta ley las cosas en Cantabria? En la práctica, en nada. Según el PSC, el Gobierno de España recurrirá la ley de Cantabria, con lo que ésta quedará paralizada. Pero incluso aunque eso no suceda y la ley se aplique, lo cierto es que es una ley cántabra y para el territorio de Cantabria. Nada impide la explotación de yacimientos en Burgos, por ejemplo. Ni los problemas medioambientales que vengan de esas actuaciones.

Además, en Cantabria hay concedidos en la actualidad seis permisos de exploración de hidrocarburos, cinco de ellos concedidos por el gobierno español y uno por el anterior gobierno cántabro. Esta ley afectaría al permiso concedido por el gobierno de Cantabria, pero dudo que afecte a los permisos concedidos por Madrid. Y sin duda no afectará a los permisos que afecten a Cantabria junto a Castilla y León, o junto al País Vasco.

En definitiva, aunque la ley es un paso adelante, de hecho no va a impedir necesariamente el fracking en Cantabria. Para eso sería necesario promulgar leyes autonómicas similares en Valladolid y en Vitoria, o una ley estatal. En cualquier caso, al menos se gana algo de tiempo.

Un último apunte: toca aplaudir que los políticos, por una vez, hayan escuchado el clamor popular, como ellos mismos reconocen, y hayan aprobado esta ley. Esto también sirve como contraste con el incontable número de ocasiones en que no escuchan al pueblo que representan.

¡Hasta la regolvía!

Publicado en Cantabria rural, Ecología, Economía, Políticos | Deja un comentario